California Roadtrip

Vacaciones en California, me gusta conducir.

¡Por fin llegó la hora de irme de vacaciones! El año pasado no pude por aquello de que el deber manda, pero éste no iba a ser el segundo año sin descansar. Con la mala suerte que tengo, últimamente solo hago vacaciones cada dos años; pero cuando las hago intento disfrutarlas al máximo viajando allí dónde mejor me lo paso.

Uno de mis lugares predilectos para las vacaciones Estados Unidos. ¿Por qué? Bueno… me gusta el mundo del motor, los hot rods, las harleys, los muscle cars, las antigüedades, los desiertos, los pueblos fantasma, las ciudades… y ¡conducir!

Este año le propuse venir conmigo a California a mi amigo Carles. Estaba avisado, las vacaciones las iba a pasar en un coche… Y es que, si quieres ver muchas cosas, como es mi caso, no te queda otra que pasar muchas horas al volante.

Gran Cañon

Los Ángeles

Nuestro viaje empieza en Los Angeles. Después de un viaje largo y con escalas desde España, la primera noche la pasamos en casa de unos amigos. Nos llevaron a cenar al In and Out, porque como bien dicen “es típico de allá de California, y sino vas… Uhh no sabes lo que te pierdes!”. Yo ya había estado en otra ocasión, pero me pareció una gran idea; y así Carles podía hacer check en una de las cosas imprescindibles que debía conocer.

Venice

Nuestra primera parada fue Venice Beach, allí aprovechamos a hacer unas pocas fotos para Macho; y es que nunca haces realmente vacaciones cuando tienes un negocio, porque cuando es lo que realmente te importa y lo que te hace levantarte cada día, llueve o truene estas ahí al pie del cañon, cumpliendo tu cometido y preocupándote por cualquier tontería.

Bueno como decía estuvimos en Venice, Santa Mónica; cenamos en el Buba Gump pero no vimos a Forrest Gump corriendo, ni habían pelos de barba en las gambas, así que fue todo genial.

Born Free Show

Los dos siguientes días los teníamos planeados para ir a un evento de motos, el Born Free Show en Oak Park. Así que, nos subimos al coche y para allá que fuimos.

La idea era pasar un par de días allí porque cuando estás al otro lado del charco las cosas las plantean mejor de lo que son y, bueno a mí personalmente no me pareció tan grande o tan guay como para quedarme dos días y como a mi compi de viaje estas cosas ni fu ni fa.. pues en un día quedó visto. Eso sí aunque el evento no fuera tal y como imaginaba he de decir que no había visto tanta moto junta en mi vida y vamos que a nivel business no se descarta eh.. aquello estaba a reventar de gente. Total, que teníamos un día más para andar por ahí.

Hollywood

De ahí nos fuimos a Hollywood Blvd, cómo no, como buen turista hay que ir… Como era la primera vez de Carles en la West Coast, le hice la ruta turística.

Así que vimos las estrellas del paseo de la fama, y después nos fuimos al teatro Chino.  Después de hacer algunas fotos más me llevé a Carles al Mel’s Drive In, uno de mis Dinners preferidos; y es que American Graffiti hizó mucho daño, y la sopa del Mel’s también porque de qué manera nos aficionamos… Y eso que ¡estábamos en pleno Julio!

Cómo no, también fuimos a ver el cartel de Hollywood, el Observatorio Griffith, Rodeo Drive y un poco de turisteo por las casas de la zona pobre de Beverly Hills; una vez visto un poco todo, continuó el camino y nos dirigimos a San Diego.

San Diego

En San Diego nos quedamos en el Down Town, a diferencia de Los Angeles que estábamos en las afueras. Pero San Diego invitaba un poco más a disfrutar de la ciudad, y algo de ambiente había. Fuimos a ver dónde se celebraba la Comicon, nos recorrimos todo el paseo del puerto y ya que pasábamos un día andando, pues nos fuimos a ver el USS Midway, dónde cómo no trabajamos un poco más haciendo fotos entre turisteo y turisteo ;).

De ahí continuamos andando, vimos Little Italy y la verdad que me pareció todo muy bonito. Después de Austin, es una de las ciudades que más me gustan.

Aprovechando la parada en San Diego quedamos con un amigo que conocí por Instagram hace ya unos años y al que ya visité en mi anterior viaje a San Diego, aunque en aquella ocasión estuve en Pacific Beach, y es que, siempre es agradable quedar con gente local cuando estás de viaje.

 

Desierto y Gran Cañón

Bueno ya después de pasar un par de día por ahí, nos fuimos al desierto de Joshua Tree y Desert Hot Springs. Y, desde luego, qué calor. Aprovechábamos a hacer unas fotos bien chulas, y ponernos morenitos entre sombra y sombra de los cactus que teníamos por ahí.

¡Por dios qué calor! He de decir que pillamos la ola de calor más grande que podíamos pasar. Allí no aguantamos mucho así que continuamos en el coche… un poco de ruta 66 en dirección al Gran Canyon… y es que las vistas allí son impresionantes, tampoco os voy a contar que comí, dejé de comer o en que hotel dormí, porque soy de los que va a la aventura.. me gusta viajar improvisando.. aunque eso a veces puede salir algo mal… jajaja

Las Vegas

La siguiente parada… Las Vegas, aquí si he de decir que estábamos bien situados… Flamingo’s en el medio del meollo.. no hacía falta coger el coche para nada.. que voy a decir de las Vegas…. Luces luces y más luces, y muchos chicklin chiklin de maquinitas tragaperras, pero divertido, aunque los hoteles son baratos y si le pones unos dólares en una maquinita te dan bebida free y solo das el tip, hay que decir que es CARA y si queréis salir de fiesta preparad la cartera… No queráis imaginar cuánto cuesta un cubata allí. Pero bueno, aparte de la fiesta, hay muchos hoteles que vale la pena visitar. El museo del Neon, un lugar espectacular con mucha historia aunque ya podéis preparar crema solar si vais porque dios que calor…

O la visita a la Casa de Empeños. Nosotros tuvimos la mala suerte de aparecer allí dos días después de la muerte del padre de Rick de Gold and Silver Pawn Shop; y bueno… Se notaba en el ambiente, pero es una visita que tenía pendiente; ya que la última vez que fui había mucha cola, y no tengo paciencia a veces.

San Francisco

De ahí carretera y manta una vez más y nos fuimos a San Francisco; ya con la sudadera preparada porque allí siempre hace frío, y bueno es una ciudad bonita; no es de mis preferidas la verdad, prefiero otras, pero es cierto que es muy europea, y tiene su puente, su calle con curvas llena de flores, su barrio chino, y bueno pasar el 4 de Julio allí pues no estuvo mal.

Parques naturales

El viaje continúa y nos vamos a Yosemite; a por un poco de naturaleza y tranquilidad, y lo continuamos con Dunlap, Squaw valley y Three Rivers seguido del Sequoia National Park, uno de mis preferidos; aunque nos perdimos por la noche por unas carreteras increíbles, y después de 4 horas perdidos sin ver un alma llegamos a un hotel donde pudimos descansar para volver al parque, y aunque en Sequoia ya había estado… La verdad, me encanta, y esas Sequoias gigantes me apasionan, el aroma, y las vistas son increíbles, y dan mucho juego para hacer fotos aunque no seas un profesional.

Back to L.A.

Tocaba volver a los Angeles, mi compi ya esta hasta el nabo de tanto coche, hasta el punto que se marea y es que la falta de costumbre se nota… pero bueno no vamos a dejar de visitar cosas así que nos dirigimos a Pomona, dónde visite el NHRA Museum, el museo del Hot Rod, y menudas bellezas.

museo hot rod

Esa noche quisimos hacer la ruta del Rock, así que fuimos al Wishky Go Go, al Viper Room, y acabamos en el Rainbow bar.

Y bueno antes de irnos.. aquí un servidor no se podía ir sin visitar esos puntos que siempre visita él… los Antiques, y es que me apasiona ir a visitar anticuarios, porque allí no tienen nada que ver con los de aquí. Es como meterse en un gran almacén de cosas, de todo tipo de cosas, desde ropa, cámaras de fotos, pinballs, collares, anillos, cañas de pescar, juguetes… Encuentras de todo. Es como buscar una aguja en un pajar, solo que no sabes lo que estás buscando, aunque sabes que algo te vas a llevar.

Siempre queda algo

Como siempre queda algo por ver antes de volver a Barcelona y acabar estas fantásticas vacaciones; decidimos ir a Long Beach, y aunque no había gran cosa acabamos nuestro viaje a la Española. Nos fuimos a un restaurante llamado Sevilla; en el que nos comimos, dos chicos de Barcelona, una paella Valenciana.

Y de ahí… a hacer las compritas de última hora… y a comerse mil horas de vuelo hasta Barcelona, para volver a darlo todo aún con más ganas en Macho Beard Company!

Bueno espero no dar mucha envidia y que mis Tips de mi viaje os sirvan si tenéis pensado ir alguna vez por allí!!

Néstor

PD: tú también eres un flipado de los viajes por Estados Unidos? Si conoces California, y quieres dejarnos un comentario con tus lugares favoritos de por ahí; estaremos encantados de visitarlos en próximos viajes!

2018-09-10T17:29:44+00:0020 agosto, 2018|Noticias|

Deje su comentario